UFAF HOGAR CRISTO REY

Vaya al Contenido

Menu Principal

MANUAL DE CONVIVENCIA

DOCUMENTOS

UNIDAD DE FORMACIÓN ARTESANAL FISCOMISIONAL
"HOGAR CRISTO REY"

MANUAL DE CONVIVENCIA
2012 – 2013

Cumbayá, Pichincha – Ecuador


Presentación


La planeación, desarrollo y ejecución de un Manual de convivencia en nuestra Institución tiene como fin garantizar, desde una perspectiva comunitaria, el desarrollo de las actividades propuestas en el Plan Institucional, para el avance tanto humano como académico – pedagógico de todos aquellos (estudiantes, docentes, personal administrativo y de servicio, padres de familia) que integran la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey".

Consideramos que dicho desarrollo debe darse en un ambiente de garantía y práctica de los derechos y deberes de cada persona, integrando los elementos, principios y estrategias contenidos tanto en la Ley Nacional de Educación como en el Código de la Niñez y Adolescencia en cuanto a disposiciones legales que son requeridas para el funcionamiento institucional desde una perspectiva humana – cristiana que garantice el pleno crecimiento y respeto de la integridad de la niña y adolescente, que le permita desarrollarse como persona,  miembros activos en el desarrollo del país y  forjadoras de un mejor futuro económico dentro de sus hogares.     


Datos informativos


La Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" está ubicada en el sector industrial y textil del Valle de Cumbayá (Calle Chimborazo sn y Pasaje Raúl González, barrio San Roque, Parroquia Cumbayá, Cantón Quito, Provincia Pichincha).

Es un establecimiento educativo femenino, fiscomisional, de carácter social, regentado por la Congregación de Hermanas del Buen Pastor, que brinda una capacitación, basada en valores, dando énfasis a la formación técnica en sus niveles de educación básica y bachillerato, funcionando en jornada diurna de 7h30 a 13h20.

El nivel de educación básica (desde el octavo hasta el décimo año) confiere el título de maestra en corte, confección y bordado. El nivel de bachillerato cuenta con la especialidad de bachillerato técnico en diseño, patronaje, modistería y sastrería.


Objetivos


Son objetivos de este Manual de convivencia:

Como Institución conformada por autoridades, docentes, personal administrativo y de servicio, estudiantes, padres o representantes, reconocida por el Ministerio de Educación y Cultura, la Dirección Provincial de Educación, la Junta Nacional de Defensa del Artesano y el Ministerio de Relaciones Laborales, elaboramos éste Manual de convivencia para procurar el "buen vivir" (sumak kawsay) y conseguir el fortalecimiento y el desarrollo integral de la educación en la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey".

Mediante este Manual de convivencia, aceptamos los derechos establecidos en la Constitución "en particular la educación"; el ingreso de las ecuatorianas que reuniendo los requisitos exigidos por la ley, deseen ingresar a nuestra institución para formarse ya sea en Educación Básica como Maestras en corte confección y bordado, o en Bachillerato como Técnicas en diseño, patronaje, modistería y sastrería.

Establecemos en nuestra institución la integración de las personas, las familias y la sociedad con sus derechos y responsabilidades en el ámbito educativo. Por lo tanto, los padres de familia o los representantes participan del proceso educativo, cumpliendo lo establecido por el Reglamento a la Ley Orgánica de Educación, este Manual de convivencia y el Reglamento Interno.

Ofrecemos mediante este Código, las condiciones educativas básicas y vitales en las que "Las madres, padres o representantes tendrán la libertad de escoger para sus hijas una educación acorde a sus principios, creencias y opciones pedagógicas" y entregamos a quienes ingresan a nuestra Institución un Prospecto para que conozcan su filosofía, modelo pedagógico, especialidades, reglamentos, etc., y puedan ejercer su libertad de elección de la educación de sus hijas.


Antecedentes


La Ley de Educación y su Reglamento General a la Ley establecen procedimientos acerca de los derechos y obligaciones de todos los integrantes que hacen la educación en el Ecuador. En virtud de esto, el Estado ha creído conveniente entregar una Ley especial que norme concretamente a la "Convivencia" de todos los que son factores permanentes e insustituibles en el proceso de la educación, en especial estudiantes, docentes, personal administrativo, de servicio y padres de familia, que siendo los actores directos requieren de una norma consensuada y democrática que posibilite el desarrollo armónico de la educación en la Institución, razones para que se haya dispuesto desde el Estado y el Ministerio de Educación y Cultura se proceda a establecer un Manual de convivencia Institucional para la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey".


Justificativos


Tanto la Declaración Universal de Derechos Humanos como la Constitución Política del Ecuador consagran la vigencia y permanencia de los Derechos de todos a la Educación.

De conformidad con el Acuerdo Ministerial 3425 y el Acuerdo Ministerial 182 sus Leyes, y anexos; la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" elabora su Manual de convivencia Institucional con la directa, libre y democrática participación de todos los que hacen la Institución, con la clara perspectiva de tener una línea jurídica, de convivencia y respeto mutuo en la que siempre prime la justicia, la equidad, la democracia y la tolerancia en todos sus aspectos.


Diagnóstico

Visión

La Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" buscará por todos los medios el mejoramiento profesional de los docentes y la aplicación de los modernos instrumentos didácticos en beneficio de la calidad de la educación tanto en el ciclo básico como en el bachillerato, con el fin de formar Maestras Artesanales y Técnicas lideres en el quehacer del arte en el buen vestir con seriedad, garantizando profesionales competentes capaces de vencer retos y ser forjadoras del desarrollo de nuestro país.

Misión

La Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", con su personal directivo, docente, administrativo y de servicios, está comprometida con el mejoramiento de la calidad educativa de sus estudiantes y el fortalecimiento de su integridad como mujeres cristianas, formándoles personalidades con competencias y capacidades para integrarse a una vida social, cultural y laboral cada vez más exigente y competitiva, a fin de que brinden creatividad y aporten positivamente en su campo profesional, convirtiéndose en mujeres comprometidas en el arte de vestir y forjadoras de una sociedad más justa que busca la igualdad social.

Análisis FODA

Este ejercicio diagnóstico deberá entenderse como un proceso dinámico, en constante transformación y elaboración por lo que periódicamente estará sujeto a revisión y cambios.

Fortalezas

Infraestructura adecuada para el desarrollo de las actividades docentes y administrativas, así como talleres (maquinaria doméstica e industrial), laboratorios (Computación) y áreas de esparcimiento.
Personal docente laico y religioso capacitado (Congregación de Hermanas del Buen Pastor, Junta Nacional de Defensa del Artesano, Ministerio de Educación y Ministerio de Relaciones Laborales).
Colaboración permanente del Comité Central de Padres de Familia.
Buena imagen institucional ante autoridades educativas y padres de familia, por lo que hay preferencia  y liderazgo de nuestra Institución en la zona.
Número de estudiantes que permiten el sostenimiento de la obra educativa.

Debilidades


Falta de diálogo entre los diferentes estamentos institucionales.
Planes y Programas desvinculados con las necesidades e intereses de las alumnas.
Falta de unificación de métodos pedagógicos en el área técnica.
Resistencia al cambio.
Insuficiencia de material técnico y pedagógico actualizado.
Falta de laboratorio de Ciencias Naturales.
Si bien la situación económica permite el sostenimiento de la obra educativa, limita bastante en su mejoramiento continuo.
Falta de convenios con instituciones y empresas locales.
Estudiantes altamente afectados por la desintegración familiar.
Poca preocupación de padres de Familia y/o Representantes de estudiantes con problemas en el aprovechamiento y otras dificultades.


Oportunidades


Apoyo de las Autoridades correspondientes (Ministerio de Educación y Cultura, Dirección Provincial de Educación, Junta Nacional de Defensa del Artesano, Ministerio de Relaciones Laborales).
Respaldo y participación directa de la Congregación de Hermanas del Buen Pastor.
Autogestión para establecer convenios con instituciones públicas y privadas.
Hay posibilidades de coordinación con la FEDEC provincial y CONFEDEC nacional.
Renovación y/o adquisición de laboratorios y talleres.
Becas nacionales.

Amenazas

Alto costo de los materiales utilizados en la especialización (equipos y materiales técnicos y didácticos).
Desadaptación y abandono de los estudiantes, ocasionados por la desorganización familiar, la carencia de valores y los variados y múltiples conflictos familiares.
Problemas de alcohol, drogas, pandillas y maltrato (físico y psicológico).
Incremento de situaciones negativas en el entorno escolar. (juegos electrónicos y discotecas)


Derechos y Responsabilidades de las Estudiantes

Derechos

Las estudiantes de la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", además de los derechos consagrados en el Código de la Niñez y adolescencia, y en el Reglamento General a la Ley Orgánica de Educación,

Ejercemos nuestro derecho a una enseñanza – aprendizaje de calidad libre de presiones de todo orden o abusos físicos, psicológicos o verbales, cuando:
Asistimos puntualmente a las aulas de acuerdo al horario establecido;
Traemos todos los materiales necesarios;
Cumplimos todos los deberes y tareas enviados;
Construimos nuestros propios conocimientos con la ayuda de los docentes;
Generamos un buen ambiente para nuestro bienestar y de quienes nos rodean;
Comunicamos oportunamente a nuestros padres, madres o representantes cuando sea requerida su presencia por las autoridades, docentes y personal administrativo.

Ejercemos nuestro derecho a ser respetadas por las compañeras y los funcionarios / as de la Institución, cuando:
Nos tratamos cordialmente;
Usamos el lenguaje apropiado;
Evitamos hacer burla de las debilidades ajenas;
Somos solidarios, sinceros y honrados;
Respetamos la individualidad social, cultural económica y religiosa de los miembros de la institución;
Practicamos valores y normas de urbanidad.

Ejercemos nuestro derecho a estudiar y jugar en un entorno seguro y agradable, cuando:
Estamos presentes a la hora fijada para estudiar o para hacer deporte;
Utilizamos el uniforme o ropa apropiados;
Nos organizamos para participar en todas las actividades pertinentes;
Disponemos de una infraestructura adecuada para el estudio y el deporte;
Cuidamos y respetamos la integridad personal de los compañeros en actividades recreativas y deportivas;
Asumimos el estudio y deporte con responsabilidad.

Ejercemos nuestro derecho a la asistencia de nuestros docentes, cuando:
Compartimos con ellos de nuestras dificultades y aspiraciones;
Recurrimos con respeto a solicitar su apoyo;
Confiamos en su experiencia y mística docente;
Participamos activamente en el proceso de enseñanza – aprendizaje, con un nivel académico de calidad.

Ejercemos nuestro derecho a ser respetados en nuestras opiniones, cuando:
Opinamos con criterio
Respetamos las opiniones de los demás aunque discrepemos
Expresamos públicamente nuestra diferencias
No nos distanciamos de quienes piensan diferente

Ejercemos nuestro derecho a demandar confidencialidad, cuando:
Conocemos con certeza que el profesor ha divulgado lo que se le ha confiado;
El docente se ha burlado de nuestras confidencias; y,
El docente ha utilizado la confidencia para hacer daño.

Responsabilidades de las estudiantes

Son responsabilidades de las estudiantes, de la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", además de las consagradas en el Código de la Niñez y Adolescencia, y en el Reglamento General a la Ley Orgánica de Educación, las siguientes:

Cumplimos con responsabilidad las instrucciones impartidas, por las autoridades educativas, cuando:
Conocemos el Prospecto de la Institución, el Manual de convivencia, el Reglamento Interno, el Cronograma de Actividades y el Proyecto Educativo Institucional;
Escuchamos con atención y cumplimos las indicaciones diarias de las autoridades educativas del plantel;
Revisamos con atención las indicaciones expuestas en las carteleras de la Institución;
Somos fieles portadores de las convocatorias por escrito e indicaciones verbales a padres o representantes.

Cumplimos con responsabilidad y puntualidad nuestras tareas y deberes, cuando:
Asistimos a tiempo al establecimiento;
Salimos a recreo y retornamos al aula en el tiempo fijado;
Lo primero que realizamos al llegar a casa son los deberes, tareas y estudiamos las lecciones debidamente;
Nos esforzamos por presentar correctamente los deberes y lecciones;
Investigamos lo necesario para construir nuestros conocimientos;
No plagiamos tareas y/o evaluaciones.

Tratamos a nuestras compañeras, maestros y demás personas con respeto y cortesía, cuando:
Somos amables en el trato;
Nos dirigimos utilizando el nombre y no el apodo o el apellido;
Actuamos con respeto e igualdad de género con los compañeros y compañeras, profesores profesoras y autoridades;
Cumplimos las normas de urbanidad en nuestra convivencia diaria;
Somos cuidadosos de nuestro aseo y presentación personal;
Estamos conscientes de ser personas sociables.

Evitamos cualquier actividad que coarte los derechos de los otros estudiantes a aprender, o a jugar, o con la responsabilidad del profesor de ejercer su tarea educativa, cuando:
Fundamentamos con la verdad nuestra solidaridad con los demás compañeras;
Observamos los procedimientos correctos para ejercer nuestros reclamos;
Dialogamos respetuosamente con los docentes sobre su actividad educativa;
Cumplimos con nuestros compromisos educacionales con los docentes;
Realizamos nuestras acciones estudiantiles con buena intención;
Participamos activamente en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Cuidamos con responsabilidad los bienes a nuestro servicio, cuando:
Mantenemos las instalaciones, mobiliario, y planta física en buen estado;
Informamos a tiempo a los profesores y autoridades del deterioro de los bienes muebles y enseres;
Mantenemos la limpieza y el orden los ambientes de trabajo;
Responsablemente reponemos los bienes que destruimos por el mal uso de los mismos;
Utilizamos los laboratorios y talleres con el debido cuidado, evitando su deterioro.

Expresamos nuestras opiniones con respeto y cortesía, cuando:
Pensamos bien antes de hablar, informándonos previamente para luego opinar;
Utilizamos un lenguaje apropiado y con la debida oportunidad;
Manifestamos con cortesía nuestras aspiraciones y derechos mediante solicitud escrita a la Autoridad de la Institución;
Escuchamos y recibimos las explicaciones respectivas a las peticiones expresadas.

El incumplimiento de nuestras responsabilidades como estudiantes será tratado de acuerdo al Reglamento Interno de la Institución.


Derechos y responsabilidades de los padres, madres o representantes


Derechos

Además de los derechos señalados en el Reglamento General a la Ley de Educación, en la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", los padres de familia o representantes,

Ejercemos nuestro derecho a una educación de calidad y calidez para nuestras hijas o representadas, cuando:
Conocemos la calidad educativa de la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", a través de los Prospectos, Planes Educativos, especialidades, etc.;
Obtenemos una educación integral con calidez para nuestras hijas o representadas;
Recurrimos a la institución y nos informamos de los procesos educativos que se desarrollan en el mismo;
Recibimos reportes mensuales e incentivos y participamos de la organización interna, programación y ejecución de diversas actividades.

Dialogamos con los profesores de nuestras hijas o representadas, cuando:
Aceptamos el horario establecido por el colegio para conversar con los diferentes docentes;
Nos preocupamos por el cumplimiento responsable de las tareas de nuestras hijas o representados, para completar el esfuerzo de los docentes;
Acudimos al plantel con frecuencia para informarnos acerca del rendimiento académico, disciplina y problemas de nuestros hijas o representadas;
Vigilamos el rendimiento académico de nuestros hijas o representadas.

Ejercemos el derecho a dialogar con el Rector o Vicerrector, guía de curso o D.O.B.E., acerca de nuestras hijas o representadas, cuando:
Nos preocupamos de temas que no se hayan resuelto durante nuestras conversaciones previas con el profesor o la profesora de clase;
Conocemos y cumplimos las instancias que están establecidas en la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" para la resolución de problemas.

Ejercemos el derecho de obtener informes periódicos regulares sobre el desempeño de nuestras hijas o representadas, las políticas educativas adoptadas por la institución, las necesidades que surgen de las tareas, etc. , cuando:
Realizamos diariamente el control y ayuda a nuestros hijos;
Les ayudamos a resolver sus diversos problemas;
Dialogamos siempre con nuestros hijas o representadas y escuchamos sus opiniones;
Solicitamos a la Institución toda la información acerca del aprovechamiento y disciplina de nuestros hijas o representadas;
Asistimos y participamos en las actividades y programaciones realizadas por la Institución.

Participamos de las Asociaciones de Padres de Familia para reclamar, intervenir, opinar, dar sugerencias y soluciones, cuando:
Asistimos siempre a las reuniones de padres de familia, previa convocatoria autorizada;
Intervenimos en todas las actividades programadas en los cursos y en toda la Institución cuando somos citados por escrito, verbal o telefónicamente por las autoridades o profesores;
Colaboramos con las resoluciones emanadas del Comité Central de Padres de Familia.

Somos informados oportunamente sobre el Plan Institucional del Plantel, cuando:
Opinamos y sugerimos alguna acción que pueda mejorar el Proyecto Educativo establecido en la Ley de Educación;
Nos integramos y colaboramos con los organismos y las comisiones delegadas por las autoridades de la institución y colaboramos con ellas;
Recibimos toda la información debida sobre los procesos de evaluación implementados en la Institución;
Nos comprometemos a seguir cerca y a colaborar con el accionar institucional.

Responsabilidades

Además de las responsabilidades señaladas en el Reglamento General de la Ley de Educación, los Padres de Familia de la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", ejercemos nuestras responsabilidades, si:

Promovemos una actitud positiva hacia el estudio y hacia las expectativas de la Institución con respecto a la conducta de nuestras hijas o representadas, cuando:
Dialogamos diariamente con nuestras hijas o representadas e inculcamos en ellas el amor y respeto a la Institución;
Conocemos y supervisamos los grupos de amigos con quienes frecuentan y procuramos ser amigos de los mismos, brindándoles afecto y confianza;
Damos ejemplo y concientizamos los valores de cordialidad, respeto, obediencia, dedicación, responsabilidad y trabajo;
Vigilamos y orientamos con amor y cariño sus trabajos escolares;
Enseñamos que la mejor manera de ser respetados y considerados es con el buen ejemplo;
Velamos por los conocimientos adquiridos por nuestras hijas o representadas.

Nos interesamos por el progreso académica de nuestras hijas o representadas, las tareas enviadas a casa y las actividades escolares a las que son convocados, cuando:
Tenemos el buen cuidado por el progreso de sus conocimientos, motivándoles, y ayudándoles a investigar;
Controlamos diariamente las tareas y lecciones que son enviadas a casa, guiamos y hacemos el seguimiento para que las ejecute personalmente.

Nos aseguramos que nuestras hijas o representadas asistan a clases puntualmente y que lleguen al Plantel con los materiales necesarios para sus tareas, cuando:
Concurrimos a la Institución y averiguamos acerca de la asistencia, aprovechamiento, disciplina, problemas y anhelos de nuestras hijas o representadas;
Controlamos y averiguamos a nuestras hijas o representadas todos los días respecto a la llegada y salida del Plantel y les indicamos los peligros existentes;
Revisamos todos los días la agenda, los cuadernos, libros y otros materiales escolares a fin que nuestras hijas o representadas tengan cuidado, en orden y los utilice debidamente.

Comunicamos a las autoridades de nuestra Institución cualquier preocupación médica, académica o de conducta, que pueda afectar el desempeño o el comportamiento de nuestras hijas o representadas, cuando:
Informamos a las autoridades, D.O.B.E., profesores, etc., de cualquier problema médico, odontológico, de aprovechamiento o dificultad en el aprendizaje que puedan tener nuestras hijas o representadas;
Dialogamos con los profesores acerca del aprovechamiento, disciplina y asistencia de nuestras hijas o representadas;
Reportamos al D.O.B.E. casos de comportamientos conductuales, buscando alternativas de adaptación.

Establecemos un contacto regular con el establecimiento educativo en áreas de trabajo de aula (firmar circulares, trabajos, revisar cuadernos, verificar el cumplimiento de tareas, asistir a reuniones de padres), cuando:
Asistimos a todas las reuniones que solicite la Institución a su debido tiempo y verificamos todos los pormenores que desee conocer con cada profesor;
Exponemos nuestras inquietudes y solicitamos toda la información que sea necesaria;
Revisamos los trabajos que nuestras hijas o representadas realizan en la Institución para conocer el estado de su rendimiento académico.

El incumplimiento de nuestras responsabilidades como padres, madres o representantes será tratado de acuerdo al Reglamento Interno de la Institución.


Derechos y responsabilidades de los docentes


Derechos de los docentes

Los docentes de la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", además de los consagrados en el Reglamento General a la Ley Orgánica de Educación, tenemos derecho a:

Gozar del respeto, la cooperación, la consideración y el apoyo de sus autoridades, colegas, del alumnado y padres de familia;
Poder enseñar y trabajar en una atmósfera de armonía y compañerismo donde se promuevan todos los valores humanos, equidad, justicia y respeto, libre de presiones;
Exigir de las estudiantes y padres de familia o representantes una actitud positiva y responsable hacia el estudio;
Participar en cursos de mejoramiento profesional dentro y fuera del plantel, en los aspectos académico y de actualización pedagógica;
Recibir una oportuna y adecuada información sobre las actividades a desarrollarse en la Institución;
Que se faciliten los recursos necesarios para el buen desempeño de nuestra labor educativa;
Recibir el apoyo y respaldo de las autoridades de la Institución para el mejoramiento de la calidad de la educación;
Ejercer nuestras funciones con libertad y flexibilidad de acuerdo con los planes y programas de estudios vigentes;
Recibir un salario acorde al cumplimiento de nuestras funciones y responsabilidades.

Responsabilidades de los docentes

Los docentes, además de las consagradas en el Reglamento General a la Ley Orgánica de Educación, somos responsables de:

Planificar, preparar y conducir nuestras clases de acuerdo a los objetivos del currículo y aplicando las técnicas didácticas apropiadas;
Entregar en el Vicerrectorado, con prontitud, los instrumentos curriculares completos de las asignaturas a nuestro cargo;
Crear un ambiente óptimo que conduzca a la enseñanza – aprendizaje, y se fortalezca la organización, la participación, la disciplina y nuestra seguridad;
Ser ejemplo para nuestras estudiantes en la puntualidad y dedicación;
Mantener en orden y aseo las aulas, los laboratorios, el instrumental, etc., para una mejor enseñanza – aprendizaje;
Cooperar y participar activamente en todas las programaciones académicas, socioculturales y deportivas establecidas en el calendario escolar y cronograma de actividades;
Entregar puntualmente las calificaciones mensuales, trimestrales y anuales;
Acompañar a nuestras estudiantes en su aprendizaje, tomando en cuenta las diferencias individuales, sus necesidades y problemas, siendo sensibles y promoviendo su autoestima;
Comunicar a los padres o representantes los logros y las dificultades de sus hijas o representadas;
El incumplimiento de nuestras responsabilidades como docentes será tratado de conformidad con el Reglamento Interno de la Institución.


Principios para el buen vivir

Practicaremos la democracia, entendida como la comprensión de la realidad nacional, pluricultural, multiétnica, regional, así como la protección y la defensa del medio ambiente.

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" viviremos la democracia si:
Actuamos con libertad, igualdad y fraternidad en el acontecer de la vida humana y del respeto a todos;
Respetamos los derechos de los demás y la igualdad de géneros;
Practicamos la pluriculturalidad y la interculturalidad y el respeto total;
Consideramos al Ecuador como la Unidad indisoluble y multiétnica;
Respetamos sus regiones naturales y protegemos y defendemos el medio ambiente desde la práctica de valores dentro del establecimiento educativo.

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" vivimos el mandato Constitucional: "Todas las personas son iguales y gozarán de los mismos derechos, deberes y oportunidades", cuando:
Aceptamos la igualdad de género sin restricción alguna;
Poseemos las mismas oportunidades;
Ejercemos todos los derechos que nos dan las leyes, las mismas que son vigiladas y reguladas por las autoridades de la Institución;
Cumplimos con igualdad nuestros deberes y obligaciones;
Gozamos de todas las oportunidades con libertad.

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" promovemos el respeto y reconocimiento a los educandos y educadores y a sus familias como ciudadanos con sus individualidades y expresiones culturales, cuando:
Respetamos a todos y con especial cuidado a las niñas y adolescentes de nuestro plantel;
Respetamos y consideramos a las autoridades, docentes, personal administrativo y de servicio y padres de familia;
Respetamos a todos con sus individualidades sin limitaciones físicas, de cultura, religión, etnia, posición económica, etc.

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" tratamos con igualdad de género y condiciones, sin discriminación alguna, cuando:
Nos tratamos de manera cordial y delicada entre todos los que hacemos la Institución;
Nos consideramos como iguales y nos respetamos con nuestras diferencias específicas.

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" nos comunicamos permanentemente para mejorar el aprendizaje, la convivencia, la prevención, manejo y solución de conflictos, cuando:
Tenemos una comunicación total con todos los integrantes de la Institución: autoridades, docentes, estudiantes, personal administrativo y de servicio, padres de familia;
Entregamos y facilitamos a los padres de familia o representantes, toda la información requerida con referencia a las estudiantes en todos los aspectos cuando lo requieran;
Utilizamos todos los medios de comunicación para establecer el enlace de la Institución, padres de familia y comunidad.

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" promovemos los procesos de reflexión autocrítica de tal manera que cada quien sea responsable de sus acciones y la autodisciplina, cuando:
Reflexionamos y socializamos acerca de la responsabilidad y el cumplimiento de las acciones educativas de la Institución;
Propiciamos espacios de autocrítica para todos sus integrantes;
Utilizamos los resultados de las reflexiones y sugerencias, así como acciones para promocionar la autodisciplina.

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" procuramos la honestidad académica de docentes y estudiantes, cuando:
Los profesores y estudiantes nos sujetamos a las verdades científicas, tecnológicas, sociales, económicas y valores culturales basándonos en los autores y tratadistas especializados en las diferentes ramas del saber humano para el proceso de enseñanza – aprendizaje.

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" incorporamos la tecnología para un adecuado y oportuno aprendizaje, cuando:
Utilizamos los medios tecnológicos como la informática, aula virtual, computación, internet, etc., que la Institución posee;
Los profesores y estudiantes utilizamos los laboratorios, talleres, internet, biblioteca, copiadora, etc.;
Aprovechamos en el aula los medios tecnológicos modernos de obligada utilización para la mejor comprensión, investigación y aplicación de los conocimientos;
Nuestro comportamiento que no fomente actitudes para el buen vivir será tratado de conformidad con el Reglamento Interno de la Institución.


Práctica de los valores

En la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" practicamos los siguientes valores:
Responsabilidad, por la cual cada uno de los actores de la comunidad educativa se hace cargo de sus actos y asume sus consecuencias;
Respeto y autoestima hacia sí mismo y hacia los demás en la observancia de sus deberes y derechos;
Solidaridad y compromiso en la solución de los problemas y necesidades de los demás;
Honestidad, verdad y lucha contra la corrupción, la copia, el dolo y la difamación;
Justicia, dar a cada quien lo que le corresponde respetando deberes y derechos de los demás;
Amor, como expresión de afecto y cuidado para consigo mismo y para con los demás.

Los valores son practicados por todos: autoridades, docentes, estudiantes y padres de familia, siendo la práctica diaria el buen ejemplo;
Los valores son el fundamento del buen hacer y del buen vivir;
Utilizamos todos los medios de comunicación internos y externos para promover la práctica de valores;
Practicamos los valores y cada uno de ellos será tratado hasta su correcta asimilación.


De las autoridades

La Rectora de la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey" es la responsable de la implementación, ejecución, seguimiento, control, evaluación y mejoramiento continuo del presente Manual de convivencia.

La Rectora es la responsable de presentar a la Dirección Provincial de Educación el presente Manual de convivencia Institucional de la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", aprobado por la Asamblea Específica convocada para este fin.


De los Consejos Directivos y/o Consejos Técnicos

Son funciones del Consejo Directivo las siguientes:

Planificar y ejecutar los procesos de información, comunicación y capacitación sobre el contenido y aplicación del presente Manual de convivencia Institucional con las estudiantes, docentes y padres de familia;
Realizar el seguimiento, control, evaluación y mejoramiento continuo de la aplicación del presente Manual de convivencia;
Presentar informes anuales de los resultados de la aplicación del Manual de convivencia a la asamblea específica y socializarlos en la comunidad educativa;
Resolver todos los asuntos que no están contemplados en el presente Manual de convivencia y elevarlos a consulta a la asamblea específica de considerarlo así necesario; y,
Enviar este Manual de convivencia aprobado, por la asamblea específica, al Director del D.O.B.E.P. de la Dirección Provincial de Educación, para su conocimiento y registro.


Del D.O.B.E.


Es responsabilidad del D.O.B.E. enviar el Manual de convivencia al departamento de Orientación y Bienestar Estudiantil de la Dirección Provincial de Educación en caso de ser requerido.

Acta de aprobación del Manual de convivencia


Acta de la Asamblea Específica Para la Aprobación del Manual de convivencia


En la sala de profesores de la Unidad de Formación Artesanal Fiscomisional "Hogar Cristo Rey", el 7 de enero del año 2011 siendo las 08h00 y previa convocatoria extendida por la Madre Paulina Albán B., Rectora del Plantel, dando cumplimiento al Acuerdo Ministerial No. 182 Art. 14., se reúne la Asamblea Específica para la aprobación del Manual de convivencia conformada por la Lic. Leticia Pérez, delegada del H. Consejo Directivo; Sr. Diego Miranda, delegado de los Profesores del Ciclo Básico; Lic. Blanca Toapanta, delegada de los Profesores del Bachillerato; Srta. Ana Guashpa Bonilla. Presidenta del Gobierno Estudiantil; Srrta. Olga Irua Quilca, Vicepresidenta del Gobierno Estudiantil; Sra. Carmen Sinche, Presidente del Comité Central de Padres de Familia; Sr. José Llulluna, Vicepresidente del Comité Central de Padres de Familia; Sr. Ronny García, representante del Personal Administrativo y de Servicios. Con la presencia de todos sus integrantes, se da inicio a la sesión. La Madre Paulina Albán B., da la bienvenida a la Asamblea y agradece a todos los integrantes la presencia. De inmediato se da inicio a la lectura del documento base presentado por el Comité de Redacción del Manual de convivencia y luego enviado a la sesión del H. Consejo Directivo para su conocimiento, estudio y trámite de aprobación ante esta Asamblea Específica. Se procede a la respectiva aprobación y con la mayoría de votos a favor se procede a la aprobación del Manual de convivencia, mismo que se presentará en una nueva sesión del Consejo Directivo para su conocimiento según el literal d) del Acuerdo Ministerial 182 dando aquí por terminada la labor del Comité de Redacción que se creó para la elaboración de dicho Manual de convivencia. Para constancia de lo acordado firman en unidad de acto el Presidente de la Asamblea y el secretario que lo certifica.


Sor. Paulina Albán                                                       Sr. Ronny García
    RECTORA                                                                 SECRETARIO


Regreso al contenido | Regreso al menu principal